Necesitamos sistemas alimentarios más saludables.

Por Tim Prewitt, Director General de The Hunger Project.

Este año, el mundo se está uniendo para trazar un camino hacia un sistema alimentario más sostenible y equitativo, un sistema que pueda satisfacer las demandas de nuestra creciente población y que sea resistente a las perturbaciones medioambientales.

Habiendo pasado mi carrera trabajando en sistemas alimentarios, puedo decir fácilmente que nunca antes habíamos visto un despliegue tan grande de compromiso global sobre este importante tema. Normalmente, las conversaciones sobre la mejora de los sistemas alimentarios se centran en los complejos sistemas agrícolas comerciales, que llevan los productos de la granja a la mesa, a menudo a través de las fronteras. Casi seis mil millones de personas en todo el mundo se nutren de estos complejos sistemas alimentarios comerciales, dominados por las agroindustrias mundiales que son responsables de la producción de una enorme cantidad de alimentos para los habitantes de nuestro planeta.

¿Qué falta en esta conversación? La agricultura comunitaria. Especialmente las tendencias impulsadas en gran medida por los pequeños agricultores. Los pequeños agricultores no son una nota a pie de página, sino la savia del sistema alimentario mundial.

Según el FIDA, hay unos 500 millones de pequeñas explotaciones agrícolas en todo el mundo. Estos agricultores producen alrededor del 80% de los alimentos que se consumen en Asia y el África subsahariana y dan empleo a más de dos mil millones de personas. Si no nos ocupamos de los sistemas alimentarios que giran en torno a estas personas, estamos perdiendo una gran parte de la producción agrícola mundial y probablemente, diseñaremos sistemas alimentarios que sigan perpetuando el hambre.

En The Hunger Project (THP) trabajamos con las comunidades para crear sistemas sostenibles que aborden algunos de los principales problemas a los que se enfrentan los pequeños agricultores y sus clientes. Creo que estas soluciones pueden y deben ampliarse.

Un cambio importante en la pequeña agricultura ha sido la introducción de semillas híbridas. Éstas producen cultivos más resistentes al clima y tienen un mayor valor nutricional. Pero no producen semillas que puedan cosecharse y plantarse en la siguiente temporada. Esto obliga a los agricultores a comprar nuevas semillas cada temporada de siembra, lo que puede resultar prohibitivo. Según nuestra experiencia, uno de los mayores retos a los que se enfrentan los pequeños agricultores es el acceso constante y asequible a los insumos. Por eso, mantener sistemas alimentarios sanos a nivel comunitario significa garantizar que los agricultores tengan acceso a préstamos para insumos agrícolas o a cooperativas empresariales que les permitan comprar semillas cada temporada.

También podemos crear formas de complementar las semillas híbridas. Una de las formas de hacerlo es reintroduciendo cultivos autóctonos y tradicionales. Los equipos del THP han trabajado con comunidades y agricultores para aumentar el uso de productos tradicionales en las dietas comunitarias.

En México, nuestros equipos trabajan con catalizadores comunitarios para reintroducir recetas tradicionales mazatecas que aprovechen los ingredientes frescos y locales. Esto reduce la cantidad de alimentos no autóctonos y procesados que hay que llevar a las comunidades.

En Benín, trabajamos con otras organizaciones de la sociedad civil para promover festivales de cultivos que celebren los productos locales y enseñen a la gente a plantarlos, utilizarlos y conservarlos.

Una vez que se producen y estabilizan los cultivos, el siguiente paso es fortalecer el mercado. Para ser eficaces y obtener unos ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades, los pequeños agricultores necesitan tener acceso a la información sobre los precios justos del mercado para sus productos. Afortunadamente, cada vez hay más aplicaciones y servicios móviles que conectan a los agricultores con datos en tiempo real sobre los precios de las cosechas y las condiciones del mercado. En muchas comunidades, en THP hemos facilitado la acción local para construir y almacenar bancos de alimentos. En ellos, los agricultores almacenan los cultivos básicos después de la cosecha, cuando los precios son bajos, y los venden cuando los precios son más altos, además de hacer frente a la escasez anual justo antes de la cosecha.

Por último, es importante tener en cuenta que muchos países tienen esquemas de derechos (programas gubernamentales) y servicios que están a disposición de las comunidades. A menudo, estos servicios están sobrecargados o son difíciles de conseguir. Cuando las comunidades están bien organizadas, son capaces de exigir recursos, como servicios de extensión agraria o servicios veterinarios que suelen tener prioridad para las explotaciones más grandes e influyentes. Cuanto más comprometidas y organizadas estén las comunidades, mejores serán los resultados para los sistemas agrícolas.

Los líderes gubernamentales formados y comprometidos son fundamentales para el cambio. En la India, trabajamos con mujeres elegidas para servir en el panchayat (consejo del pueblo). Como parte de los programas de formación de THP, trabajamos con las mujeres para identificar los servicios que podrían beneficiar a sus electores y las apoyamos para que se desenvuelvan en la burocracia. Su trabajo y su capacidad para conseguir estos derechos, como subvenciones para semillas y otros insumos, es un importante refuerzo para el sistema alimentario local.

Mientras nos reunimos este verano y otoño para reimaginar el sistema alimentario mundial, es crucial que examinemos en profundidad los sistemas alimentarios a nivel local que afectan directamente a dos mil millones de personas en nuestro planeta. No hay soluciones mágicas. Pero es posible que trabajemos con los habitantes de las comunidades rurales de todo el mundo para construir sistemas más fuertes y resistentes que nos ayuden a alimentar nuestro planeta.

Texto original publicado por The Hunger Project México. Traducción de THP-México.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s